Manuel García Cardenete

Fotógrafo aficionado tardío, y con casi todo el camino aún por recorrer, sólo tuve alguna tentativa en el mundo analógico cuando el presupuesto que requería dedicarse a esto quedaba muy lejos de mi alcance. De aquel primer carrete con una Nikkormat que ni siquiera revelé, pasé a dar mis verdaderos primeros pasos con una Nikon compacta de 3 Mp, para luego pasar al mundo del móvil, volver a las compactas de la mano de Sony y entrar ya de lleno en el mundo de las reflex hasta llegar a las full frame.

Cualquier cosa me parece motivo de disparo, más aún si es naturaleza, ya sean seres vivos o paisajes, pero si hay algo que realmente me cautiva es dejar el diafragma abierto por encima de los 30 segundos.

Afincado en Granada, trato de moverme todo lo que puedo, ya que necesito cosas nuevas para que la inspiración no decaiga. Inspiración como la que produce haber vivido una pequeña parte de mi infancia, esa parte sobre la que edificas tus más adorados recuerdos, a ambos lados de Sierra Morena, en Andújar y en San Lorenzo de Calatrava, dos lugares que sin duda han dejado huella en mí y a los que trato de volver cada vez que puedo, para llevarme un trocito de ellos en la tarjeta de memoria.