Encuentros de Fotografía con Mario Cea

El salmantino Mario Cea, referente en fotografía de naturaleza

Mario Cea (Salamanca, 1970) se introdujo en el mundo de la fotografía de naturaleza desde muy temprana edad. Durante su amplia experiencia ha sido galardonado en multitud de ocasiones por su trabajo. Así, en 2017 recibió el Primer Premio de FotoAves, que también recibió en 2013 y 2010. En 2015 consiguió el Primer Premio en el concurso FotoFio, en el Alejo Leal, el AMBID y el EDC Nature. Además, ha sido finalista del Wildlife Photographer of the Year.

Tras tres décadas de experiencia, el trabajo de Cea Sánchez se centra en la actualidad en experimentar con técnicas complejas y creativas, como la alta velocidad con flashes; combinaciones de técnicas en un solo fotograma, como largas exposiciones y alta velocidad o dobles enfoques que incluyen siempre imágenes de animales en completa libertad.

Su obra está expuesta en www.mariocea.net .

Foto del mes de Agosto

Fotografías ganadoras del Concurso Social de Agosto 2018

1º ‘Tocando a Dios’  © Tomás Cerón Espejo

Este lugar fue descubierto por casualidad mientras realizaba otras actividades, al encontrar el lugar y tras ver las posibilidades hice una simulación nocturna con photopills para ver a que hora y cuando tendría el arco de la via láctea en la posición deseada, tras averiguarlo dos días después me pase con el encuadre en la cabeza.
Realicé 7 tomas verticales con una exposición de 28 segundos e iso 3200 que posteriormente fusioné en Adobe lightroom. Realice ajustes básicos en dicho programa y posteriormente en Adobe photoshop le aplique una serie de ajustes mediante mascaras de luminosidad.

Texto: Tomás Cerón Espejo

 

2º ‘De vuelta a casa’ © Carolina Aparicio Ayora
3º ‘CANTALUPO © Mª Ángeles Pérez Muñoz

Presentación del Libro “Érase Un Ratón” Viernes 28 de Septiembre 19:30 Sede de AFOAN

El libro es una recopilación de veinte cuentos, que pretende, a través de la fotografía de naturaleza, concienciar en especial a los más jóvenes, del respeto por los animales y el medio ambiente. La obra aúna fantasía y divulgación, utilizando la fotografía no como fin sino como medio para acompañar las historias y emocionar.

Ramiro comparte en sus charlas las técnicas utilizadas en la creación de las imágenes, en especial mediante la combinación de la preparación de escenarios en los que situar animales salvajes para capturarles mediante fototrampeo. Asimismo, comparte su experiencia a la hora de llevar adelante un proyecto editorial, y cómo se está sirviendo de él para conectar con los niños en los colegios, mediante charlas y talleres, movido por dos pilares fundamentales:

  1. Los animales no son malos, pero tampoco son peluches adorables.
  2. Es más productivo inculcar en los más pequeños el amor por la naturaleza, que discutir con los adultos que no lo hacen.

Ramiro Díaz, es un fotógrafo con más de 10 años de experiencia, especializado en fotografía artística natural, desde el mundo de lo pequeño (macro), hasta el paisaje y la fauna, buscando siempre instantes mágicos en la naturaleza. Pertenece a la junta directiva de FONAMAD (Fotógrafos de Naturaleza de Madrid) y a AEFONA (Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza). Ha colaborado con diversas revistas y medios online en la publicación de artículos y fotografías, así como en la coordinación y guión de otros libros colectivos. Su primer libro como autor “Érase un ratón”, se acaba de reeditar después de un mes en las librerías.

Su obra está expuesta en www.fotosensible.es . La web del libro: www.eraseunraton.com.

 

Foto del mes de Julio 2018

Fotografías ganadoras del Concurso Social de Julio 2018

1º ‘Greta oto’  – Pedro Sepúlveda Moya

Greta oto es una mariposa de los bosques tropicales y subtropicales de América Central, llamada también mariposa de cristal. Su característica principal son sus alas transparentes. La fotografía fue tomada en el mariposario de Benalmádena en una actividad organizada por la Asociación Fonacor. El sitio es espectacular por la variedad y cantidad de mariposas que podemos encontrar, además de poder fotografiarlas podemos aprender sobre ellas y su comportamiento gracias a las explicaciones que las personas encargadas realizan en varias ocasiones a lo largo del día. Aunque parece que allí todas las mariposas son fáciles de fotografiar, el espacio reducido, la cantidad de personas que visitan el mariposario, los fondos y la iluminación existente hacen que tenga su complejidad si queremos que destaquen sobre su entorno. En realidad una de las cosas que se buscan, sobre todo cuando nos encontramos varios fotógrafos trabajando en el mismo sitio y con los mismos sujetos, es hacer algo distinto, salir un poco de los primeros planos e intentar componer algo agradable. Eso es lo que intenté en esta fotografía, alejándome de la mariposa e intentando que tuviera su protagonismo junto con la planta en la que se encontraba posada.

Texto: Pedro Sepúlveda Moya

 

La fotografía fue tomada con una cámara Nikon D7100, un objetivo nikkor 105 mm. macro y con la cámara en el trípode. 1/25 de velocidad y f5 de diafragma. ISO 100. Focal 105 mm., 157 mm en en 35 mm.

2º Baja velocidad © Francisco Antonio Vicaria Rumín

3º RIAMH NA AONAR © Tomás Cerón Espejo