Pedro del Prado Cantarero

Al igual que otros muchos, mi primer contacto con una cámara, fue un regalo de comunión, una kodak instanmatic 133, aunque no fue hasta 1987 cuando me empezó a picar el gusanillo de la fotografía y pude comprar mi primera reflex, una Zenit 122, que solo traía un objetivo Helios de 42mm.

Me empezó a gustar la fotografía de naturaleza y compre un objetivo Cosina 70-210 con el que empecé a hacer mis primeras fotografías de la berrea, en la Sierra de Montoro/Cardeña, aunque he de reconocer que con poco éxito por lo corto de la focal.

Durante mi época universitaria dejé un poco aparcada esta afición durante algunos años. Posteriormente en el año 2000 retomé la afición con una reflex canon 300.

La entrada en el mundo digital se produjo en el 2004 con una compacta Sony DCS P92, y en 2006 con la primera reflex digital, la mítica Canon 350d.

Mi llegada a la provincia de Jaén, me permitió conocer a personas aficionadas a la fotografía de naturaleza, con ellas descubrí el P.N. Sierra de Andújar, y pude seguir creciendo a nivel de conocimientos fotográficos.

Aunque me gusta todo tipo de fotografía, con la fotografía de naturaleza es dónde me siento más cómodo, en mis paseos por el campo me suelen acompañar siempre mi equipo canon y posiblemente más lentes de las que realmente necesito.