Tomás Cerón Espejo

Desde bien pequeño he tenido un contacto muy próximo con el mundo de la fotografía, mi abuelo era fotógrafo en mi ciudad natal y corresponsal gráfico del diario Jaén e Ideal, con él, me metía en el cuarto oscuro y me enseñó los pasos básicos de revelado con 12 años.

Mi primera cámara me la regalaron en mi comunión, con ella hice alguna cosa que no quiero ni recordar, después utilice una vieja Mamiya con un 50 mm, aguanté con ella hasta que di el salto definitivo a la fotografía digital en el año 2008, debido a las posibilidades que ofrecía ese mundo, y gracias a que empecé a tener algo de poder adquisitivo, fui poco a poco componiendo mi equipo.

Actualmente muchas de las fotografías que hago, es una canalización de mi gran pasión por la naturaleza, principalmente paisaje y fauna, aunque intento desenvolverme en cualquier ámbito de la fotografía, ya que me apasiona descubrir todas las posibilidades que esto me ofrece, ello me ha permitido trabajar como fotógrafo en diferentes ámbitos, como retrato, estudio, bodas, comuniones, etc.